GUÍAS Y EDUCACIÓN

CUIDADO DE LAS JOYAS

Asegúrate del cuidado de tus joyas para garantizar su duración en el tiempo. Sea cual sea su composición y las gemas que la acompañen, las piezas  de joyería son muy delicadas y valiosas, por lo que siempre debe tratarlas con el máximo cuidado.

A continuación hay algunos consejos simples para ayudarlo a cuidar sus joyas:

  • Siempre evita el contacto entre sus joyas y productos químicos que pueden dañar su color. Las cremas o perfumes pueden oscurecer su pieza o perder brillo debido a la abrasión producida por los productos químicos. Estas son piezas delicadas y pueden verse afectadas después de su uso continuo con líquidos como colonias, perfumes, cremas o aceites.

  • Recomendamos quitarse cualquier joya antes de participar en cualquier actividad física o irse a dormir. No recomendamos usarlos en la ducha, la piscina o el mar.

  • Para limpiar sus joyas, siempre debe usar nuestro paño de gamuza oficial. Sin embargo, recomendamos utilizar el servicio posventa de Amett para el mantenimiento por lo menos una vez al año, a fin de extender la vida útil de la joya.

  • Verifique regularmente la configuración de las gemas, para asegurarse de que todas las gemas se coloquen correctamente, para evitar la caída y la pérdida.

  • No exponga sus joyas a cambios bruscos de temperatura, de lo contrario, las gemas pueden cambiar de color. Las joyas siempre deben mantenerse alejadas de lugares sujetos a humedad excesiva y siempre alejadas de cualquier exposición al sol.

  • Almacenar cada pieza individualmente. Si usa un joyero, trate de asegurarse de que las piezas estén siempre en compartimentos separados. Trate de mantener las cadenas atadas y colóquelas planas para evitar que se formen nudos.

  • Las gemas pueden deteriorarse como resultado de estar en contacto con sustancias químicas, como cremas, alcohol, perfumes y detergentes. Las gemas orgánicas, como las perlas, son más delicadas que otras piedras preciosas con respecto a ciertos agentes químicos, por lo tanto, siempre debe mantenerlas alejadas del jabón, perfume, cremas y detergentes. Este tipo de piedra preciosa también puede deshidratarse, por lo que es mejor evitar exponerla al calor directo, como luces y radiadores.

  • Un diamante puede rayar fácilmente otras piedras y metales. Sería mejor evitar que las joyas que contienen esta gema entren en contacto con joyas que contienen piedras más suaves.

  • Si quieres limpiarlas, hazlo con una toallita de papel o un paño sin pelusa. Esto ayudará a eliminar el sudor, aceite, suciedad, etc, que la pieza puede haber absorbido con el uso.

Si tiene alguna pregunta sobre el estado de sus joyas, no las use hasta que un especialista las haya revisado. En Amett, estaremos encantados de ayudarle cuando lo necesite. Siempre que tengas cualquier duda acerca de el cuidado de sus joyas, puedes ponerte en contacto con nosotros.

ACERCA DE NOSOTROS

  • network+social+whatsapp+icon-13201944353
  • Facebook
  • Instagram

©2020 por AMETT. Todos los derechos reservados

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER